SANO Y SOSTENIBLE

La cocina es el espacio que más energía consume de nuestro hogar, pero por esta misma razón, en ella se pueden tomar muchas medidas para reducir este gasto. Para aquellos amantes de la comida sana y sostenible, pueden seguir esta filosofía también reduciendo sus emisiones de gases contaminantes al planeta. En este artículo te contamos cómo hacerlo. 

Ahorra energía y reduce tus facturas

Para que este ahorro energético se refleje en las facturas de luz o gas, habrá que escoger unas tarifas adecuadas, ya se contrate a Endesa, EDP o cualquier otra comercializadora. La mayoría de las empresas tienen modalidades muy similares, en el caso de la luz se suele elegir entre las tarifas de discriminación horaria o las de precio del kWh estable. En este artículo https://www.serviciosluz.com/edp/tarifas/ se puede conocer la tarifa nocturna de EDP y otras que forman parte de su catálogo. 

La mejor opción para encontrar qué tarifas y empresas nos ofrecen los mejores precios es usando un comparador de ofertas de gas natural y electricidad. Gracias a esta herramienta, en la que introduciremos las características de nuestra vivienda, se generarán ofertas de gas natural y luz para nuestro consumo y hogar concreto. Es una forma rápida de hacer la comparativa de las tarifas de gas natural y luz, pero el consumidor también tendrá que revisar todas las condiciones antes de firmar cualquier contrato. 

Consejos para ahorrar energía

En este apartado contamos varios consejos para ahorrar energía mientras se cocina o se realiza cualquier acción en la cocina: 

  • Cocinar con tapas y ollas express. En ambos casos se usa menos energía ya que al tapar la comida, el tiempo de cocinado se reduce y, por lo tanto, el uso del fuego también. 
  • Luces LED. Se recomienda colocar iluminación LED en la cocina, ya que usan un 80% menos de energía que las bombillas tradicionales y ello se nota en las facturas de luz. 
  • Comprar electrodomésticos eficientes. Hay mucha diferencia entre la energía que usa un electrodoméstico que no tiene una buena eficiencia energética al que sí. Por ello, es aconsejable invertir en estos aparatos. 
  • Frigorífico lleno. Cuando la nevera está llena la energía se mantiene en este espacio. Además, hay que intentar no abrir continuamente sus puertas porque pierde temperatura. 
  • Temperatura de la nevera. Este electrodoméstico tiene que tener una temperatura entre 3 y 5 grados, mientras que el congelador entre -18º y -15º. 
  • Aprovechar el calor residual de la vitrocerámica para terminar el cocinado de los platos. Por ello, hay que apagar el fuego antes de finalizar la receta. 
  • Hay platos que se pueden cocinar en el microondas en vez de en el horno que consume mucha energía. 
  • Desenchufar los aparatos. ¿No utilizas más la batidora? ¿No vas a servirte un café ahora? Entonces ni la batidora ni la cafetera deben estar conectados a la red, ya que siguen consumiendo energía. 
  • Lavavajillas en modo eco o con programas de agua fría. A la hora de limpiar los utensilios usados para el cocinado, usar el lavavajillas en modo eco o con programas de agua fría ahorrará mucha energía. El máximo consumo lo realiza al calentar el agua y no es necesario porque los platos se limpiarán de la misma forma. 

Además, la distribución de la cocina también ayudará al ahorro. Las cocinas en forma de triángulo son más eficientes, en este artículo encontrarás más información. 

Pre-reserva

Casa urrutia

Cerrado por vacaciones del 27 de junio al 8 de julio
(ambos inclusive)
Miércoles descanso semanal